¿Vives cada día o repites el mismo 365 veces al año?

Esta frase cambió mi forma de vivir la vida.

¿Estaba en una rutina tan absoluta que me había robotizado, repitiendo lo mismo una y otra vez?

Posiblemente por comodidad y por buscar lo predecible, la seguridad de saber lo que va a ocurrir.

Y me di cuenta de que estaba en ese neuroticismo de esta sociedad de la que hablaba Claudio Naranjo y en la que permanecemos años a la espera de que pase algo.

Y vivimos cada día igual, como si fuera el guion de una película que ya conocemos, perdiendo el presente, y buscando referencias en el pasado para construir un futuro igual.

¿Por rutina, aburrimiento, o quizás para evitar el sufrimiento?

Una rutina da estabilidad

Una rutina da estabilidad, y nuestro organismo la necesita. Necesitamos el respeto a las necesidades de sueño y vigilia, de actividad y descanso, de emoción y ecuanimidad. Nos permite también salir de un estado depresivo, pero necesitamos algo más.

La rutina es como ese ritmo de fondo que tiene una canción.

¿Le ponemos la letra?

Vivir con creatividad es vivir eligiendo

Al fin y al cabo, estar de vez en cuando un poco neurótico y olvidarte las llaves en casa tampoco está tan mal, relaja. Es habitual. Pero ¿tanto?

¿Quieres vivir en ese continuo “más vale malo conocido que bueno por conocer”, o te atreves a disfrutar un poco la vida?

Empieza por algún rato suelto, algún momento en el puedes parar lo que estás haciendo. Te estiras, te masajeas la cara y te planteas darte 5 minutos…Ya, es poco, pero también vale para empezar.

¿Qué necesitas, qué quieres hacer en esos 5 minutos? Tomarte un café cuando no toca, llamar a una amiga que no se enrolle demasiado, cocinar un plato nuevo, te apetece oír música mientras haces tu rutina, …se trata de encontrar algo diferente para el día de hoy que quieras hacer y te apetece.

Ya estás creando algo nuevo.

Vivir creativamente es conectar con el presente, con lo que quieres, e integrarlo en tu vida, variando lo habitual.

Ya estás eligiendo cómo quieres vivir.

¿Ya lo sueles hacer? ¡Estupendo!

El siguiente paso para salir de ese neuroticismo social, es centrarte al 100% en lo que haces.

No hacer una cosa mientras piensas en otra.

Si te centras plenamente en tu tarea, posiblemente la vas a vivir de una forma diferente, aunque sea algo que haces cada día.

No sólo va a cambiar, es posible que lo cambies tú ajustándolo a tus necesidades, actualizándolo. ¿Cómo?, pues con música, baile, ideas nuevas, participación de alguien más, otro color, un nuevo ingrediente,…algo se te ocurrirá, prueba.

La creatividad surge cuando facilitas las condiciones para que pueda llegar.

Abrir el chat
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?...
Puedes conectar conmigo a través del WhatsApp